Reflexiones en frío: Eficaz y poco eficiente

AVISO: Esta publicación es de hace más de un año.

Boca volvió a hacerse fuerte en La Bombonera, desplegando un gran juego, pero sólo pudo relajarse llegando al final.

Cuánta agua tuvo que pasar bajo el puente para poder volver a disfrutar de un equipo sólido, firme, fuerte en todas sus líneas, que sepa abrir la cancha, que genere situaciones de gol y más importante que las convierta. Quizás demasiada. Quizás tanta como para inundar varias Bomboneras.

Paradójicamente, todo esto se consiguió en una fría noche lluviosa, en un estadio siempre repleto de tensas gargantas cansadas de perder tantos puntos sobre la hora.

Falcioni, malintencionadamente cuestionado en la semana previa al segundo encuentro de este Apertura, plantó un equipo fiel a sus ideales: defensa, defensa y más defensa. Firmeza, mantener el cero en el arco propio.

Así, siempre defensivamente hablando, JC puso a un arquero que da seguridad, que sale a cortar pelotas aéreas, las que tanto daño supieron generar. A dos centrales gigantes, impasables por arriba y duros en los mano a mano, que antes de arriesgar prefieren despejar el problema a la mitad de la cancha. A dos delanteros generosos, que siempre llegan para colaborar con los volantes. A un Erviti incansable, que lejos de mantenerse en su posición por izquierda, pareciera tener la misión de barrer toda la cancha para ayudar a algún compañero indefenso. A un Somoza que se lo volvió a ver siempre bien parado, siempre en el lugar indicado para quitar y preciso para distribuir. A un Rivero que se destaca por su esfuerzo. A dos laterales, uno como tercer central y otro como quinto volante, que parecieran más atentos que nunca en cubrir sus espaldas. Y a un Riquelme que, como nunca, se lo ve colaborando en defensa, convirtiéndose más que siempre en un jugador 10.

Ahora, analicemos el ataque.

Es cierto que en el partido del domingo hubo muchos niveles altísimos. Se pudo observar como funcionó a la perfección el tándem zurdo, JR-Erviti-Clemente, sector por donde se generaron la mayor cantidad de jugadas de riesgo, y 3 de los 4 goles, más aún si sumamos la genial participación de un suplente de lujo como el joven Colazo, quien, junto a Rodríguez, mejor sabe correr la raya, a veces confundiéndolo nostálgicamente a la distancia con Jesús Dátolo. A Somoza, cumpliendo muchas veces el rol de Erviti luego de recuperar. También hay que destacar a Lucas Viatri, a quien se le abrió el arco, a Darío Cvitanich, que por el momento es puro sacrificio aunque seguramente será un soldado importante en esta cruzada, y al otro reemplazo de lujo, Pablo Mouche, que fresco en el segundo tiempo le imprimió velocidad al ataque para liquidar el juego.

En definitiva, Boca volvió a ser un equipo eficaz. Ganó, gustó y goleó. Pero también es cierto que sufrió. Y no por el rival. Sufrió por los fantasmas de tantos puntos perdidos en partidos en apariencia tranquilos, luego de algún intrascendente centro frontal de pasadas noches ribereñas. Y anoche hubo que esperar a los últimos 10 minutos para poder relajarse. Se consiguió convertir el segundo gol, tantas veces esperado, y así se pudo terminar un partido jugando con soltura, marcando los goles de la tranquilidad, que, de saber utilizarlos correctamente, en el futuro volverá la eficiencia, el golpear en los momentos justos, durante este largo camino de reconstrucción de la mística bostera.

Los que vieron esta nota, también leyeron:

Leer más sobre:

  • | | | | | | | | | |
  • Loading Facebook Comments ...

    8 respuestas

    1. Martin Safadi dice:

      Solamente disiento en lo que se refiere a Somoza. Sigue lento, y de diez pases, ochos son a los contrarios. Ojo Erbes contra Olimpo no fue mucho mas.
      Me encantaria que el 5 de Boca tuviera mas peso especifico, como alguna vez lo tuviera el chicho Serna y Seba Battaglia.

    2. ale dice:

      muy buena la nota comparto plenamente y me parece una reflexión impecable!!

    3. maxi dice:

      esto es recien el comienzoªª

    4. Sebastian Maya dice:

      Yo en lo que difiero es en el caso de Walter Ervitti! ya que no cumple la funsion que se le pide, la cual es la de volante! como enganche no lo expondria a ninguna prueba… Es un jugador magnifico! pero como volante deja mucho que desear… Ya que no sabe recorrer lo que tendria que recorrer por lo que, en el transcurso de la jugada termina sobre el centro de la cancha! (lugar de ENGANCHE!!!) En cambio COLAZO, quien SI juega de volante por la izquierda sabe los movimientos que un carrilero deberia hacer… Dejando asi mas opciones para el magnifico 10 que tenemos! que sumadas a las incansables subidas de Clemente por esa banda serian algo totalmente efectivo… Aparte a no dejar en el olvido la magnifica pegada de este jugador salido de las inferiores de boca, ademas, de su gran vista como lo pudo demostrar en el segundo gol de Viatri!! tal es el caso de Chavez, quien para a mi criterio merece ser titular en el lugar de Rivero, quien si bien pone lo que hay que poner no cumple las funciones de volantes como por ejemplo, llegar a la linea de fondo para sacar un centro atras quien quedaria hipoteticamente enfrente, por lo cual, a favor del delantero, entre otras cosas! Mi humilde opinion…

    5. cala dice:

      che, donde quedo la nota que titulaban ¨El 9 no aparece¨ ??? jajaj que panqueques ni autocritica tienen

    6. Pedro dice:

      Muy probre la redacción de este artículo. Por Dios…

    7. Agustin dice:

      Para mi lo mas flojo es Schiavi, no puede mas, esta muy viejo, no me gusta, Insaurralde tampoco, aunqe me gusta mas qe Schiavi

    Deja un comentario