El futuro de los pibes, la esperanza Xeneize

Varios juveniles se afirmaron en la Primera de Boca. El 2020 habrá que seguir sacándoles el jugo.

El ciclo de Gustavo Alfaro en Boca tuvo de todo: buenos resultados, poco nivel futbolístico, eliminaciones dolorosas y apariciones de juveniles que prometen de cara al futuro.

En este último punto se basa Planeta Boca Juniors para hacer un breve análisis de cómo rindieron los que lograron afirmarse en la Primera del club. El 2020 será un año exigente, por eso es vital que los más jóvenes le den la frescura necesaria al xeneize.

Agustín Almendra: fue de menos a más y terminó jugando partidos importantes, en donde dejó una buena imagen. Si logra adaptarse, puede ser importante en el armado del mediocampo.

Nicolás Capaldo: la gran revelación del 2019. Despliegue, marca, quite, juego. Un volante que le da aire al medio y además cuenta con la personalidad indicada para vestir la azul y oro.

Agustín Obando: casi siempre que ingresó, rindió. Le falta atreverse más para poder explotar todo su potencial por la banda izquierda.

Marcelo Weigandt: el Chelo -como lo apodan todos- mostró garra y personalidad para ser el lateral derecho de Boca. Sentido de pertenencia, personalidad y temperamento. Si lo potencian, el año que viene será fundamental.

Los que vieron esta nota, también leyeron:

Leer más sobre:

  • | | |
  • Loading Facebook Comments ...

    Deja un comentario