Lo que dejó el 2012

AVISO: Esta publicación es de hace más de un año.

Luego de un muy buen primer semestre, Boca no pudo mantener el nivel en la segunda parte del año. Obtuvo la Copa Argentina y quedó en la puerta de una nueva Copa Libertadores.

La triple competencia era un desafío importante para el plantel que venía de coronarse en el Torneo Apertura 2011. Con Santiago Silva y Pablo Ledesma como refuerzos, todos los cañones apuntaban hacia la Copa Libertadores, la gran obsesión.

TORNEO CLAUSURA

Con el correr de las fechas, la ilusión del bicampeonato crecía enormemente. El plantel parecía llevar de la mejor manera las exigencias físicas, pero en la antepenúltima jornada ocurrió lo impensado. Como visitante, ante Banfield, uno de los equipos más flojos del certamen, Boca solo rescató un punto, a pesar de haber jugado durante todo el partido con un hombre de más. La diferencia con Arsenal, el escolta, se achicó a una unidad.

A la fecha siguiente, en La Bombonera, el Xeneize cayó ante los de Sarandí por 3 a 0 y terminó de perder el torneo, aunque matemáticamente aún era posible.

Estadísticas: 19 PJ: 9 PG, 6 PE, 4 PP. Terminó 4º, con 33 puntos.

COPA LIBERTADORES

El empate inicial ante Zamora y la caída como local ante Fluminense pintaban un panorama complicado para el Xeneize, que logró cuatro victorias consecutivas y se clasificó a octavos como segundo de su grupo.

Desde octavos hasta semifinales, Boca aprovechó la ventaja obtenida en condición de local para poder plantear un partido a su medida en condición de visitante. La serie más ajustada fue la de cuartos de final, ante Fluminense, en la que el conjunto azul y oro evitó la definición por penales gracias al gol agónico de Silva.

En la final, ante Corinthians, el panorama fue otro. En La Bombonera se dio un partido cerrado, en el que Boca no pudo sostener la mínima ventaja conseguida y todo terminó en empate. Una semana más tarde, en el Pacaembú, se vio la peor versión del equipo xeneize. El elenco brasileño, sin ser mucho más, terminó alzando el trofeo.

Además de la dolorosa derrota en Brasil, Boca se trajo otro revés: el adiós de su capitán, Juan Román Riquelme.

Estadísticas: 14 PJ: 8 PG, 4 PE, 2 PP. Subcampeón.

COPA ARGENTINA

Complicado por el trajín del semestre, Julio César Falcioni optó por la rotación para enfrentar el certamen nacional. Sin embargo, siempre que el calendario se lo permitió, puso a los futbolistas habitualmente titulares.

El camino no fue fácil para Boca, que debió sufrir más de la cuenta para poder consagrarse campeón: en cuatro de las seis llaves, definió desde el punto del penal.

Por cuestiones de calendario, el Xeneize pidió postergar la final para comienzos de agosto. El 8 de ese mes, venció a Racing por 2 a 1 en el estadio Bicentenario de San Juan y consiguió su único título del año.

Estadísticas: 6 PJ: 2 PG, 4 PE (Boca ganó la definición por penales). Campeón.

El plantel sufrió demasiadas bajas de peso a mitad de año: a la salida de Juan Román Riquelme hay que sumarle las de Sebastián Sosa, Juan Manuel Insaurralde, Facundo Roncaglia, Pablo Mouche y Darío Cvitanich (fin del préstamo).

Si bien llegaron refuerzos como Oscar Ustari, Guillermo Burdisso, Emiliano Albín y Lautaro Acosta, el equipo nunca volvió a ser el mismo del semestre pasado.

COPA SUDAMERICANA

Boca pasó sin pena ni gloria por este torneo continental. En dieciseisavos de final fue debut y despedida ante Independiente, luego de igualar 3 a 3 en La Bombonera y 0 a 0 en Avellaneda.

Estadísticas: 2 PJ: 2 PE (Boca quedó eliminado por gol de visitante).

SUPERCOPA ARGENTINA

El nuevo certamen enfrentó a Boca, campeón de la Copa Argentina, con Arsenal, vencedor del Torneo Clausura 2012, en un único partido, disputado en Catamarca. El Xeneize jugó mal, se vio superado por su rival y terminó cayendo por penales.

TORNEO INICIAL

Luego de la derrota inicial ante Quilmes en el debut, Boca hilvanó cinco victorias y un empate, racha que le permitió subirse a lo más alto de la tabla de posiciones. Sin embargo, la caída ante Lanús fue un golpe duro de asimilar para el Xeneize, que sacó solo tres puntos de los doce siguientes. Así,  la punta del campeonato quedó muy lejos.

En el regreso del superclásico, Boca lo empató agónicamente, tras ir perdiendo 2 a 0. Lo más destacado del semestre fue el ingreso a la Copa Libertadores 2013. En lo que respecta a despedidas, ante Godoy Cruz en La Bombonera, el “Flaco” Rolando Schiavi jugó su último partido con la azul y oro. Días más tarde nos enteramos que aquel encuentro también había sido el último de Falcioni como entrenador xeneize.

 Estadísticas: 19 PJ: 9 PG, 6 PE, 4 PP. Terminó 6º, con 33 puntos.

Los que vieron esta nota, también leyeron:

Leer más sobre:

  • | | | | |
  • Loading Facebook Comments ...

    5 respuestas

    1. Ivan dice:

      lo mejor llegar a al final de la libertadores, lo peor, perderla.

    2. ivan cordoba dice:

      lo mejor fue la copa argentina i la copa libertadores lo peor el clausura

    3. pepe dice:

      hicimos la misma cantidad de puntos e los 2 torneos , no decaimos

    4. claudio acebal dice:

      Vamos Boca. Sos lo mas grande.

    5. yanina dice:

      se renueva la esperanza BOCA JUNIOR

    Deja un comentario